Dalebulla.cl / Martín Aliaga

El ex volante azul mantuvo un juego bastante definido al mando de la juvenil azul.

De toque y bastante ofensivo. Así se podría caracterizar la Universidad de Chile Sub-19 de Esteban Valencia. Pese a no tener un buen rendimiento (12 pts. en 7 partidos: 4 PG, 3 PP), los universitarios tienen una línea de juego que los caracteriza.

El 4-3-3 de Valencia no cambia. Al arco Azua, de buen juego con los pies y voz de mando dentro del equipo. Los cuatro defensas son por lo general: Ballesteros, rápido y aguerrido, un jugador bastante ordenado; Lucas Alarcón, central de selección, fuerte y veloz, de buen juego aéreo; Benjamín Mirelis, buen juego aéreo y buena ubicación; Miguel Binimelis, lateral izquierdo de buen pie, potente físicamente y de buena marca.

En el mediocampo ubica un volante de corte que es por lo general Nicolás Clavería, buen proyecto, rápido, inteligente para repartir el balón y de grandes características defensivas. En la creación hay una dupla entre el volante mixto Maximiliano Guerrero, de técnica exquisita y buena visión de juego, junto a Brayan Garrido, el creador de juego de los azules que tiene al igual que Guerrero una técnica privilegiada, buena visión y él es quien arma el juego de la “U” ubicándose como un “10” dentro de la cancha. Todos los balones pasan por este último en la génesis ofensiva.

En la delantera hay tres jugadores de interesante futuro. Valencia ubica a dos punteros: Giovanni Bustos y Alessandro Rizzoli. El primero es ub jugador rápido y ágil, encarador y de buena técnica; mientras que Rizzoli es un puntero rápido y potente, que entra al área como un segundo delantero, con más gol que Bustos. El referente de ataque es Joaquín Fenolio, un tanque, pero pese a su envergadura física es rápido y de una pegada bastante buen, lo que le permite moverse por el frente de ataque debido a sus cualidades.

Lo mejor del equipo de Valencia se presenta de la línea de volantes hacía arriba. Principalmente esta serie Sub-19 se caracteriza por tener jugadores muy hábiles en lo ofensivo. Los resultados no han sido los mejores, pero es un equipo de tremenda proyección en lo individual. En cuanto al mando que tomará el ex volante de la “U” se puede apreciar que tiene el material en bruto, pero que será su trabajo hacer engranar el juego que pretende.