Foto: Anfp.cl

El cuadro de la novena región destaca por apostar a un juego ​rápido por los exteriores de la cancha.

Este viernes la Universidad de Chile enfrentará a Deportes Temuco, que viene de derrotar por 2 goles a 0 a O’Higgins de Rancagua. En ese encuentro destacó un elemento que el “Pije” lleva tiempo utilizando: la creación del juego por las bandas. Para este partido, su entrenador, Dalcio Giovagnoli, utilizó en los dos goles del conjunto albiverde lo que dejó como legado su ex DT Luis Landeros: explotar la velocidad por las bandas.

Si bien el campeonato pasado Deportes Temuco contaba con la velocidad por derecha de Francisco Piña, un jugador que cumplía muy bien la función ofensiva y colaboraba en la defensiva, en el pasado partido Giovagnoli supo suplir esa baja con el cambio de Farfán por Quiroz, encontrando la mejor versión de juego del equipo de La Araucanía. Por el otro sector del campo, los albiverdes cuentan con una de sus figuras, el paraguayo Cris Martínez, que destaca por su movilidad y su buena llegada al área.

En mediocampo hay una buena sociedad del ex azul Rubén Cepeda con Riquero, que con su experiencia maneja los hilos del equipo. En la creación está la magia, y es ahí donde Cristián Canío aprovecha su largo recorrido futbolístico y pone la cuota de talento para alimentar a los punteros, que saben que Matías Donoso estará merodeando el área buscando la oportunidad de coger una pelota para convertirla en gol.

En la defensa cuentan con la juventud de Cristóbal Vergara (ex azul) junto a Casanova, acompañados de la experiencia de Miguel Aceval y Jaime Soto. El ex Colo-Colo, Aceval, sin duda es el patrón de la defensa y la primera salida junto a Vergara. Punto aparte la actuación de Gamonal, portero albiverde quién ante O’Higgins destacó por sus buenos reflejos.

La Universidad de Chile deberá saber manejar la velocidad de los punteros de Deportes Temuco para poder llevarse las 3 unidades que permitan soñar con el bicampeonato.