Foto: Marcelo Hernandez / Photosport

Con la necesidad de los tres puntos, Universidad de Chile salió con todo a buscar ponerse en ventaja. Otra vez tocó una formación inusual, pero por pasajes se vio mayor conexión. En el primer tiempo manejó la pelota, mantuvo una presión alta y supo imponer su juego.

En el segundo tiempo, con la lesión de Montillo y la expulsión de Guerra, las cosas se complicaron. El equipo se echó atrás y le dio espacios a un Audax que no dudó en aprovecharlo. El partido terminó en un empate que podría haber sido una victoria, eran tres puntos valiosos que se escapan de la peor manera. 

Fernando de Paul: Comenzó con un susto por una dolencia en el hombro, pero se recuperó y pudo continuar. Durante el primer tiempo no tuvo mucho movimiento, pero después le tocó bastante. En el segundo gol itálico pudo haber reaccionado mejor. 

Augusto Barrios: Se potenció con Matías un poco más arriba. La conexión del lado derecho fue buena y se coordinaban para las pasadas. Hizo un buen partido en la faceta defensiva, pero terminó cediendo ante la presión del rival en el segundo tiempo.

Osvaldo González: Volvió a la titularidad por la suspensión de Carrasco. Su labor fue controlar a los delanteros y supo manejarlo. En el complemento, con uno menos, los centros llovían y tuvo que estar atento para rechazar.

Luis Casanova: Acertado al momento de anticipar y ganó casi todo en el juego aéreo. Sabe manejar el puesto y ya lleva varios partidos rindiendo. Hoy fue el mejor de la defensa. Sin embargo, junto a González no pudieron evitar los tantos visitantes.

Jean Beausejour: Con la subida de Rodríguez, sus centros buscaban a más de un receptor. Intentó pasar las veces que pudo pero sin causar daño y sin un retorno a tiempo. Es preocupante la cantidad de pases que falla por partido. En el segundo tiempo, tuvo más trabajo defensivo y no pasó al ataque.

Matías Rodríguez: Ubicado en el mediocampo tuvo más libertad y menos responsabilidad en la marca. En el comienzo, le complicó la vida al lado izquierdo itálico. Con los cambios y la expulsión, el equipo tuvo que adaptarse, se reorganizó para aguantar y perdió protagonismo.

Camilo Moya: Era un mediocampo distinto, pero sabe su función. Enfocado en conectar la defensa con el mediocampo y buscar salida. Parchó las subidas de Beausejour, para no quedar expuestos por el lado izquierdo. Intentó salir rápido, pero no habían receptores. 

Gonzalo Espinoza: Fuerte en la recuperación, se conecta bien con Montillo. Le acomoda  la función mixta, cortando las ofensivas del rival y saliendo a la contra. Con uno menos, el correr detrás de la pelota tuvo su efecto y no se pudo mantener el ritmo. Fue sustituido por Galani.

Walter Montillo: El nuevo capitán del equipo. Supo adecuarse a las marcas para en los momentos precisos aparecer con su magia. Una molestia muscular lo sacó terminando el primer tiempo. Queda esperar a que no sea nada grave. 

Joaquín Larrivey: Goleador. Un penal y un tiro cruzado necesitó para darle la tranquilidad momentánea al equipo. Doblete para él y otro más para la tabla de goleadores. Participó mucho en el juego, bajando a buscar la pelota cuando no le llegaba. Salió por Henríquez. 

Nicolás Guerra: Intentó, pero no entra en el ritmo del equipo. Aguanta bien la pelota, pero le falta rapidez para tomar decisiones. Se fue expulsado infantilmente por doble amarilla a los 54’, lo que permitió el adelantamiento del local.

CAMBIOS

Jimmy Martínez: Entró por la lesión de Montillo. La idea era no perder la fluidez para mover la pelota, pero no tiene las mismas capacidades que Walter. Participó harto del juego, pero sin mucha profundidad. Fue un partido ingrato, sin mucha compañía para atacar.

Ángelo Henríquez: La intención fue refrescar la delantera, Larrivey se veía muy agotado, pero su nivel de juego es muy lejano al esperado. Se dedicó a correr atrás de la pelota y no pudo conectarse para generar algo de peligro.

Sebastián Galani: La sustitución por Espinoza era para darle pierna fresca al mediocampo y poder tener una marca más efectiva. El equipo ya estaba muy atrás y fue difícil salir de la presión del rival. 

Simón Contreras: Cambio por Matías Rodríguez. Entró a correr por el lado derecho, intentado generar algo de peligro. Tuvo un centro que pudo complicar, pero no encontró a algún compañero.