Foto: Andres Pina / Photosport - Imago

Comenzó rápido y movido. Cobresal tenía para hacer daño y la defensa azul lo sabía. Un equipo que mueve la pelota y sabe aprovechar la velocidad de su delantera. Universidad de Chile logró ponerse en ventaja en el primer tiempo, pero el partido se ponía tenso con el pasar de los minutos. 

Fue un encuentro trabado, con muchos duelos por las bandas y pierna fuerte en el medio campo. Partiendo el segundo, los del norte empataron. Fue un rival complicado y tuvo sus chances para convertir. Es un triunfo que trae tranquilidad,  cada vez se mejoran más detalles y el equipo logra quedarse con la posesión. 

Fernando de Paul: En el primer tiempo, pasó un susto y no tuvo mayor movimiento. No le tocó mucho peligro, pero hay que estar atento en todo momento. Una desconcentración con Osvaldo que pudo traer el 2-2, pero fuera de eso, se mantuvo seguro.

Matías Rodríguez: Comenzó ofensivo, llegando hasta línea de fondo, pero Gaete comenzó a moverse y empezaron las preocupaciones. Le tocó estar atento y pendiente durante el partido. Por su lado llegó el empate minero. El problema sigue siendo la vuelta de sus subidas .

Osvaldo González: Complicado con la delantera minera. Enfocado en no quedar tirados. Al parecer, se conecta bien con Carrasco. En el complemento, un error suyo pudo empatar el partido. Queda seguir afinando detalles para asegurar los resultados. 

Diego Carrasco: Tuvo que estar concentrado, la velocidad del ataque rival podía complicar en cualquier minuto. Anticipó lo más que pudo. Fue un partido de ida y vuelta, la defensa tuvo que estar a la altura para mantener la ventaja. 

Jean Beausejour: Su duelo fue con Reynero. Intentó combinar para pasar al ataque. Las bandas sufren cuando los laterales pasan al ataque y dejan espacios a sus espaldas. Entre Gaete y Reynero, le tocó mucho trabajo. A seguir mejorando. 

Camilo Moya: Pendiente a la salida y a ayudar con la marca. Complicados con la movilidad de Cañete. Esta vez les tocó más duro. Estuvo atento recuperando balones. Mantiene su nivel.

Gonzalo Espinoza: Cañete le trajo harto trabajo y la contención azul lo sufrió. Pudo cumplir con el ida y vuelta, llegó al ataque y de sus pies salió la jugada del primer gol. Salió por Martínez, el desgaste físico le pasó la cuenta.

Pablo Aránguiz: Mucho más suelto que lo visto anteriormente. Se enfocó en ir al ataque, esa es su labor, lo que mejor hace. Se asoció bien con Montillo, una dupla que promete mucho. Salió por Cornejo a 10’ del final.

Walter Montillo: No se cansa de pedirla. Le gusta tener la pelota y manejar al equipo. Cada vez lo marcan más y sabe arreglárselas para poder salir jugando. Aguante bien las marcas y crea opciones. Estuvo mejor físicamente aguantando todo el partido. Crack. 

Joaquín Larrivey: Luchó con los centrales, le tocó pelear harto pero siempre esperando su oportunidad. Convirtió los dos goles del equipo. Se consolida como el goleador azul. Salió muy cansado en el segundo tiempo.

Nicolás Guerra: Se mueve por el ataque, busca asociarse para generar peligro. Se anticipó al arquero para dejarle la pelota servida a Larrivey en el primero. Le falta atreverse más de cara al arco rival, aunque cada vez se conecta mejor con el equipo. 

CAMBIOS

Jimmy Martínez: Entró por Espinoza. La idea era retomar la pelota y controlar el partido. Pudo participar más, debe elegir mejor al momento de la toma de decisiones, no obstante, entró mejor que en otros partidos.

Ángelo Henríquez: Delantero por delantero, intentando refrescar el ataque ante una cansada defensa. Peleó y poco pudo hacer, entró a correr. 

Fernando Cornejo: El cambio por Aránguiz, para retomar la intensidad y cerrar el partido. Pocos minutos, pero sirvió para calmar las contras de los mineros.