El volante está prácticamente listo para convertirse en la nueva contratación azul.

A falta de una semana y media para el debut de Universidad de Chile en el Torneo Nacional, Azul Azul está ad-portas de contratar a un nuevo refuerzo para la temporada entrante, puesto que las negociaciones con el volante panameño Armando Cooper, quien se encuentra libre tras no renovar contrato con el Toronto de la MLS, están muy avanzadas y se prevé que arribe al país la próxima semana, siempre y cuando apruebe los exámenes médicos.

Esta misma información la ratificó Ronald Fuentes, en conversación con el periodista Julio Shebelut, corresponsal de Dalebulla en Panamá, quien aseguró que “estamos conversando con la gente que representa a Armando Cooper para que pueda, ojalá en el corto plazo, ser jugador de Universidad de Chile”, reveló.

Además, confirmó que están en la recta final de las negociaciones con los agentes del seleccionado nacional de 30 años: “Estamos en las instancias finales de la parte económica y ojalá podamos llegar a un buen puerto para que Armando ya desde la próxima semana pueda ser jugador nuestro, obviamente pasando las evaluaciones médicas”, aseveró.

El contrato que, por ahora está prácticamente cerrado, será por un año con la entidad azul, con opción de prórroga a otro más, según el rendimiento mostrado del panameño en el 2018. El centrocampista, quien busca regularidad para disputar el Mundial de Rusia 2018 con su selección nacional, vendría a ocupar el labor de volante mixto, aunque puede jugar de creación y de puntero.