Foto: Juan Sandoval / Dalebulla.cl

El empresario azul sigue siendo dueño, hasta el momento, de 28.182.469 acciones, lo que equivale al 63,07% de la propiedad de la concesionaria que administra el club laico.

A la crisis deportiva que vive el Club Universidad de Chile se le suma una crisis administrativa con el fin de la presidencia de Carlos Heller, quien renunció luego del partido contra Universidad de Concepción.

Según en el mismo Heller la renuncia se concretó por las constantes amenazas que recibía él y su familia. “Con mucho dolor, dejo la Universidad de Chile, dado que la delincuencia nuevamente ganó. Tengo amenazas de muerte en mi teléfono, también recibí otras hace tiempo”, señaló el empresario.

Con esta decisión el ahora ex presidente de Azul Azul dejó de estar en la primera línea de la institución, sin embargo, quiere seguir teniendo poder en el directorio del club. Para conseguir su objetivo, pretende vender un 42% de sus acciones y quedarse con un porcentaje que le de acceso a dos sillas en la nueva directiva.

A la renuncia de Heller se le suma la desvalorización que ha tenido en el último tiempo Azul Azul en la Cámara para el Mercado financiero (CMF). El valor de la sociedad anónima se redujo US$ 47 millones en el último año. Es importante recordar que el empresario es el máximo accionista del club con un 63,07% de la concesionaria lo que equivale a 28.182.469 acciones.

El próximo 22 de abril tendrá lugar la Junta de Accionistas de Azul Azul, en la que se definirá la cúpula del club laico. Ahora de manera interina asumió con el cargo de Director José Luis Navarrete Medina, mano derecha de Carlos Heller.

Algunos de los nombres que se manejaban para la conducción del club han sido descartados como Federico Valdés o Harold Mayne-Nicholls. "Hay muchos hinchas que me lo han pedido, pero está descartado. En este momento de mi vida no tengo ninguna posibilidad de darle a la U lo que se requiere para conducirla", manifestó Valdés.

En el caso de Mayne-Nicholls fue el propio José Navarrete quien descartó su llegada a la institución, a pesar de que hace dos meses el ex presidente de la ANFP haya presentado un proyecto al club. "El directorio no está pensando en Harold para asumir algún cargo directivo o ejecutivo en el club", señaló el presidente interino.

El directorio además de buscar un nuevo presidente, tiene en mente un reemplazo para la gerencia deportiva del club. Los nombres que suenan son David Pizarro, Leonardo Rodríguez, Rafael Olarra y Horacio Rivas