Foto: Nicolás Maldonado

Casi tres años tuvieron que pasar para que se volviera a repetir dicha situación en el pórtico azul.

Sin discusión alguna, la figura del Clásico Universitario número 185 disputado en Ñuñoa, se vistió de rojo. Sí, el guardameta Johnny Herrera, con tapadas en las cuales destacan un cabezazo a  Vidal en el primer tiempo y un remate a Espinosa, casi en el final del compromiso.

Con esas intervenciones y más, dejó su pórtico en cero en el clásico ante Católica, situación que no sucedía ante el rival de turno desde 1 de noviembre de 2014, cuando la “U” se impuso 3 a 0 (Goles de Rubio x2 y Corujo). En esa ocasión, Herrera también fue titular.