El “Lulo” como jugador pudo celebrar poco más de un centenar de goles, que grandes alegrías nos dieron en definiciones y superclásicos. Como técnico, consiguió devolver al Romántico Viajero a su sitial y ser bicampeón del campeonato nacional.

Jorge Socías, hombre nacido en Universidad de Chile, es uno de los más grandes referentes de esta institución, tanto por lo realizado en cancha donde destacaba por su atrevimiento y gran velocidad, como en la conducción de un equipo que acabó con 25 años de varias penurias y pocas alegrías. Con todo eso convivió Socías en su época de delantero, que lo vieron vestir por 12 temporadas la camiseta del más grande, entre 1972 y 1983.

En esa estadía, el “Lulo” registró 102 goles (88 por torneo nacional, 11 Copa Chile y 3 por torneos internacionales), en 429 encuentros disputados. De esta forma, es hasta nuestros días, el sexto que más veces anotó y jugó.

Sus primeros logros con el cuadro estudiantil fueron la Copa Pollagol de 1979, la liguilla pre-libertadores de 1980, ambos con triunfo 2×1 al eterno rival, Colo Colo; y, la liguilla de 1976, conseguida ante Palestino. En esa definición, que culminó con igualdad 2×2, Socías aportó con uno de los tantos, y también, tuvo cubrir en los últimos minutos de juego al portero Hugo Carballo, quien tuvo que irse a las duchas por una expulsión a los 114 minutos. Finalmente, los azules clasificaron por la diferencia de gol.

En los partidos importantes como los superclásicos, en los cuales la “U” atravesó una época donde no podía adjudicárselos, apareció la grandeza de nuestro histórico, que puede decir con orgullo que se matriculó con 8 tantos. Mientras que en el otro clásico, el universitario, tampoco destiñó y celebró en seis oportunidades. Un hombre hecho para las grandes ocasiones.

Anécdotas

  • Su gol número 100, lo convirtió el 9 de octubre de 1983, en la igualdad 1×1 ante Palestino en el estadio Nacional. Mientras que sus últimos dos tantos, datan del 28 de enero de 1984, en la victoria 4×2 ante Unión Española, en el estadio Santa Laura.
  • En la primera victoria de la “U” en tierras extranjeras por torneos internacionales, aportó con un gol en el 4×3 a Alianza de Lima, el 24 de marzo de 1972.

Su paso como jugador llegó a su fin en 1983, para recaer por un tiempo en Unión San Felipe, equipo en el cual colgó los botines. El fin derivó en su iniciación como director técnico, teniendo su primera aventura en Deportes Puerto Montt, en 1987.

Tras eso y como las grandes historias, se reencontró con su viejo amor y el “lulo” finalmente volvió a casa, tras la partida de Arturo Salah en las primeras fechas del campeonato de 1994, para hacerse cargo de un grupo con grandes jugadores al cual le impregnó su mística, para comandarlo a la gloria que fue esquiva por largos 25 años.

La obtención del glorioso bicampeonato de 1994-1995 vino a ser la recompensa de años de sacrificio y compromiso por la camiseta azul. Con Socías en el banco durante 22 partidos en su primer campeonato, se lograron 15 victorias, 5 empates y 2 derrotas. En el título que consolidó la supremacía del Romántico Viajero en el medio nacional (95′), la “U” obtuvo 18 triunfos, 8 empates y 4 caídas. En el torneo de apertura de 2007, tendría un breve regreso para suplir la ineficiente campaña que llevaba hasta ese momento Salvador Capitano en las primeras seis fechas. Jorge Socías, dirigió en las últimas 14 fechas restantes, contabilizando 5 victorias, 5 empates y 4 derrotas.

Una vez finalizado el encuentro ante Temuco, que determinó el bicampeonato azul 94-95, el ídolo declaró “Tengo una satisfacción de decir misión cumplida, cosa que no pude lograr como jugador pese a que estuve muy cerca. Hoy lo logré como entrenador. Como siempre lo digo, creo que Dios me lo guardó para este momento”. Palabras de un hombre de casa, apasionado como él solo y que nos dio inmensas alegrías desde las dos veredas; características que lo convirtieron en una leyenda de los 90 años de la “U”. Gracias por tanto, Jorge “Lulo” Socías.