Foto: @udechileoficial

Los azules no pudieron ser más que Wanderers y cayeron por 3-1 en la final de Copa Chile.

El encuentro comenzó parejo en el Ester Roa de Concepción, pero poco a poco el juego se fue volviendo trabado y con el correr del primer tiempo la “U” se fue transformando en un equipo opaco. La lesión del goleador Mauricio Pinilla a los 28′ hizó aún más evidente la falta de fuerza en ofensiva a lo que se sumo el poco juego en el medio campo, el cual se vio confuso, errático en la salida y con poca generación de fútbol. Todos los problemas se acrecentaron a los 33′, cuando luego de un par de rebotes, Enzó Gutiérrez aprovechara un buen centro desde la izquierda para marcar la ventaja parcial de los caturros.

El primer tiempo terminaría con polémica luego de que arbitro Eduardo Gamboa no sacara la segunda amarilla al wanderino Esteban Carvajal tras una clara falta sobre Nicolas Guerra. Para el segundo tiempo Hoyos trató de buscar una reacción y mandó a la cancha a David Pizarro para encontrar la generación de fútbol que el equipo necesitaba.

Sin embargo, la segunda etapa no comenzaría de buena forma para los azules, esto porque a los 50′ y luego de un nuevo error en la salida, Jean Paul Pineda aumentaría la ventaja para los del puerto complicando aún más las aspiraciones de la “U”. La esperanza de la remontada se veían lejanas cuando a los 70′, Enzo Gutiérrez repitió el grito de gol, esta vez por la vía del penal luego de un claro penal de Gonzalo Jara dejando el marcador 3-0 a favor de los caturros.

La esperanza llegaría a los 72′ cuando luego de un desborde de Matías Rodríguez, David Pizarro embocará un violento derechazo al primer palo de Castellón poniendo el 3-1. Sin embargo en los minutos restantes la “U” nuevamente se vio complicada, sigió sin generar juego y solo buscó a través de pelotazos, los que no tuvieron buenos resultados. Así llegó el final, se fue el partido y la que pudo ser la sexta Copa Chile de la historia de los azules.