Foto: Nicolás Maldonado

En Dalebulla, te presentamos a los sub-20 que cuentan para sumar con el reglamento.

Como es sabido, cada equipo que disputa el torneo nacional, tiene que sumar una cantidad de 675 minutos con un sub-20 en cancha, es decir, usar un juvenil durante -al menos- la mitad del torneo.

Esta implementación que comenzó a mediados del 2015, ha sido un dolor de cabeza para los entrenadores de turno en la Universidad de Chile, puesto que antes de la llegada de Guillermo Hoyos, el reglamento se cumplía recién en la última fecha. Con la llegada del cordobés a la banca, la norma se logró a tres fechas del final.

A diferencia del torneo anterior, Mario Briceño, quien fue uno de los jugadores sub-20 que más minuto sumó en la última temporada, dejó de ser juvenil y, además, partió a préstamo a Deportes Antofagasta. Ante esto, Yerko Leiva e Iván Rozas, jugadores que también sumaron minutos el semestre anterior, tendrán la responsabilidad, en su mayoría, de cumplir con el reglamento.

No obstante, Leiva y Rozas no son los únicos juveniles que están entrenando en el primer plantel. En Dalebulla, te damos a conocer los sub-20 que tienen posibilidad de sumar minutos en el torneo que comienza este viernes:

Martín Arenas (20 años): Es uno de los siete refuerzos que la U sumó de cara al Torneo de Transición. El ex canterano de Santiago Wanderers, llegó procedente desde la juvenil del Villarreal para reforzar la delantera. Puede jugar tanto de puntero izquierdo como derecho, así como también de mediapunta. Debutó por la U en el amistoso de pretemporada ante Coquimbo Unido y, su velocidad es lo que destaca al porteño por sobre el resto.

Imagen relacionada

Yerko Leiva (19 años): El volante, que debutó en el profesionalismo en enero del 2016, es uno de los favoritos de Guillermo Hoyos. Terminó el torneo anterior como titular y su adaptabilidad a cualquier puesto en la ofensiva, hace que sea usado de forma regular por el entrenador argentino. Su posición natural es volante mixto, pero también ha jugado de puntero y, de volante ofensivo.

Foto: Nicolás Maldonado

Iván Rozas (19 años): Luego de destacar en la sub-19, Hoyos lo ascendió de forma definitiva al primer plantel el semestre pasado. Debutó en el profesionalismo y destacó jugando de puntero derecho, pese a que su posición natural es volante de creación. La titularidad la perdió a raíz de una lesión que lo dejó afuera por el resto del torneo. Ahora, recuperado, es una opción en la ofensiva azul.

Foto: Nicolás Maldonado

Gonzalo Collao (19 años): El actual tercer portero de la U, dejó una buena sensación en el Sudamericano Sub-20 de este año realizado en Ecuador. Pese a la mala actuación de la selección chilena, fue uno de los puntos altos de la “Rojita”. El canterano, debutó en el profesionalismo la semana pasada ante Ñublense, tras reemplazar al lesionado Fernando de Paul.

Crédito: @brokencross.photography

Nicolás Guerra (18 años): “El Kun”: Así lo apodó Guillermo Hoyos. El delantero que deslumbró en las juveniles, también maravilló al cordobés en la pretemporada realizada en Coquimbo, lo que hizo que el ariete fuera ascendido al primer equipo. Su debut por la U, lo hizo con un gol ante Coquimbo Unido en el amistoso de pretemporada y, dos semanas después, debutó en el profesionalismo ante Ñublense en Chillán por la Copa Chile.

Foto: Javier Vergara

Benjamín Mirelis (18 años): El defensor, así como Guerra, cautivó a Guillermo Hoyos en la pretemporada realizada el mes pasado, y fue ascendido al primer equipo. Es la opción juvenil que tiene el entrenador en la zaga, transformándose en el cuarto central del plantel, luego de Gonzalo Jara, Cristian Vilches y Alejandro Contreras.

Foto: udechile.cl

Franco Lobos (18 años): Fue sparring de Juan Antonio Pizzi en la última Copa Confederaciones realizada en Rusia. Su potencia y físico lo hizo destacar en las juveniles, por lo cual fue ascendido al primer equipo. Su posición natural es centrodelantero, aunque también, puede jugar por las bandas.

Foto: futboljoven.cl