Foto: Sebastián Hoffstater / Dalebulla

El ariete, luego de un fructífero paso por Arabia Saudita, fue presentado esta tarde como nuevo jugador de Universidad de Chile.

Sólo seis meses duró la aventura de Sebastián Ubilla en el extranjero, y es que luego de su polémica salida del Romántico Viajero el año pasado, el delantero de 27 años volvió al CDA, pero esta vez con el dorsal 21. El porteño pretende volver a la regularidad con la camiseta azul y estableció como objetivos ganar los dos torneos de la presente temporada.

Ubilla, quien vendrá a reforzar la delantera por expresa petición de Frank Kudelka, se mostró feliz por su regreso al Romántico Viajero y aseguró que “me quedaba un año de contrato, no se dio por incumplimiento de ellos. Es imposible decirle que no a la U. Empezamos a hablar, la U esperó mi desvinculación y se dio todo y pude firmar

Sobre su corto paso por el Al Shaabab, club árabe donde anotó dos goles en siete partidos, comentó que “no lo pasé muy bien allá, fue todo muy difícil, no por lo futbolístico, sino por un incumplimiento de contrato del club. Tomé la decisión de realizar una demanda, finalmente no se se hizo y tomamos la decisión de salir del club. Estoy feliz por volver a casa”.

Asimismo, se refirió a los objetivos que tiene el club en el presente año y juró pelear el Torneo Nacional y Copa Chile: “Este club tiene que pelear todo. Ojalá ganar los dos campeonatos que nos quedan este año (…). Ponerse esta camiseta ya te obliga a estar al 100 por ciento. No lo tomo como revancha”.

Además, se refirió al nivel de la liga árabe: “Todos los extranjeros que van allá son seleccionados en sus países. Es una liga fuerte, muy rápida, intensa, físicamente es más fuerte. No sé qué crítica hacer en este momento. Si te llega ese contrato, no puedes decir que no. Te sirve como experiencia de vida y saco los mejores recuerdos”.

Por último, contó cuál fue el motivo de su salida de la U hace seis meses y reveló su amor por el cuadro laico: “Siempre dije que quedarme en la U era primero. Soy hincha de la U, después llegó la oferta y mi familia es lo más importante que tengo. Era una oferta imposible de rechazar”.